Tan típico del tiempo

El tiempo estrecha la cuerda que rodea el cuello.
El tiempo se lanza como pulpo sobre la roca y aprieta sus tentáculos en tu cabeza.
El tiempo pasa como brisa y expectante el niño vuelve a encontrarse como la dentadura sin dientes, con el templo de no saber hablar y de caminar con carrito.

Pasa la semana como una hora de telenovela.
Pasa el mes como un libro de cien páginas, pasa la vida como en el Quijote y ya no sé que es real y que no.
Escribo mi historia a base de minutos y respiraciones.

Típico del tiempo. Pasar desapercibido. Esconderse entre ratitos, disfrazarse de eternidad y golpearte en la cara en ese día tan especial.

3 comentarios sobre “Tan típico del tiempo

  1. El tiempo es una abstracción incomprensible pero útil de la potencia transformándose en acto, a través del movimiento. No tiene velocidad. No pasa ni lento ni deprisa, porque es el parámetro con el que se mide el movimiento, pero no sirve para medirse a sí mismo. Su aparente velocidad es una intuición subjetiva del transcurrir de nuestros estados subjetivos en comparación con los sucesos objetivos. Los periódicos sirven para medirlo. Pero solo hay el presente, el acto, que se pierde con la muerte. Así que la vida es absoluta inmanencia. El más allá de la muerte es solamente la plasmación de la imposibilidad de la conciencia para pensarse como no presente cuando está inevitablemente presente. En fin, espero haberme explicado. Pero cuando amas el tiempo no pasa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s